Sólo el 37% de trabajadores cuentan con habilidades de comunicación digital

Buscando tendencias digitales, he estado leyendo un informe enviado a comienzo de este año a través de un comunicado publicado en varios medios online, sobre estadísticas en el uso de las redes sociales por parte de los trabajadores en el ámbito de los negocios.

El informe, del profesor académico Michael Hulme y de Education First Corporate Language Learning Solutions (EF CLLS)*, daba como datos que aunque los medios han revolucionado la forma de comunicarse, sólo el 37% de la actual fuerza laboral cuenta con las habilidades necesarias para utilizar los medios sociales de manera óptima, mientras que el 82% de todos los empleados ya usan medios sociales en algún momento de su trabajo.

Andy Bailey, responsable de marketing de EF CLLS, dijo acerca de los descubrimientos del informe que “los medios sociales han cambiado de forma radical la forma en la que los clientes interactúan con las marcas”, y que por tanto, “los negocios han de asegurarse que disponen del calibre de trabajadores para poder responder a ese cambio”.

¿Esto que implica? Veamos

En primer lugar, hay que preguntarse sobre el uso que le están dando los trabajadores a los medios sociales (seguro habrá estudios de esto) y cómo este uso repercute positiva o negativamente en el desarrollo del negocio.

Para el uso personal, el informe indica que puede significar un riesgo para las marcas, debido a que las conversaciones digitales de los empleados pueden ser monitoreadas en tiempo real, en todos sus canales y redes, como por ejemplo Facebook, Linkedin y Twitter.

En el caso de un uso profesional, se sugiere que puede ser una oportunidad ganada o perdida, según la inversión que realicen las empresas a potenciar las habilidades de sus empleados para conversar digitalmente en nombre de la marca. Y en esto rescata el valor de las habilidades de comunicación digital de sus empleados, y del nivel de inglés, idioma que domina las comunicaciones en internet.

La medida que describe la suma de las conversaciones digitales que una empresa tiene con su entorno a nivel mundial se denomina con el término Reputational Resource, cuya fortaleza está en estrecha relación con las capacidades de comunicación digital descriptas más arriba.

La muestra corresponde a 1.023 profesionales de 10 países. Todos los encuestados eran gente de negocios que tienen responsabilidades en la toma de decisiones, pertenecen a grandes corporaciones y entre su trabajo se encuentra el contacto profesional con personas que trabajan más allá de sus fronteras.

He hablado en un post anterior sobre este punto del inglés para profesionales de la comunicación, para mejorar sus servicios y ampliar su horizonte de trabajo en el mundo digital, además de otros requisitos. Estoy de acuerdo que se haga extensivo a trabajadores que se encarguen de las comunicaciones digitales y ejecutivos del negocio. Sin embargo, hay unos puntos que me gustaría puntualizar y proponer para seguir conversando.

n1
Manejar más de un idioma, no sólo el inglés, abre las oportunidades de ingresar a otras comunidades digitales donde se tejen redes y tendencias de consumo que pueden ser replicadas en el país de origen en su concepción o forma, ayudan a hacer nuevos negocios y alcanzar más mercados.

Botón_2
Las capacidades y habilidades para integrar esas comunidades y generar conversaciones no sólo competen al profesional o trabajador, sino que son las empresas que deben invertir en programas de capacitación y transformación de habilidades sociales para la comunicación digital, a la vez motivar a sus trabajadores a participar de planes de carrera y desarrollo profesional orientado a nuevo medios y tecnologías. Actualmente, el 46% de las empresas invierten en esto. ¿Y el otro 54% qué espera?, ¿robarle el personal calificado a las otras de acá a 5 años?

3
Es la oportunidad para desarrollar planes de innovación social y responsabilidad empresarial, integrando el conocimiento intergeneracional (los más jóvenes con los menos jóvenes) y grupos de trabajo interdisciplinarios, para la comunicación transmedia.

4
Tampoco tenemos que llegar a normalización lingüística mundial en el mundo digital. Hay que apoyar la producción local, el lenguaje local y las lenguas minoritarias. Es necesario que los gobiernos locales, nacionales, los organismos y las empresas colaboren para motivar la producción de contenidos locales, de interés mundial, con otras lenguas distintas del inglés.

Como conclusión, mucho se habla de que las redes sociales han venido para democratizar las conversaciones y el acceso a la información, pero realmente existe una importante brecha entre la calidad y oportunidad de acceso para contenidos en inglés en el mundo de los negocios y la tecnología, así como otras brechas de uso y habilidades personales que permita a las personas aprovechar de manera óptima esos conocimientos para la propia vida, el trabajo, o el negocio particular.
 
Y tú, qué piensas de este informe? Estás de acuerdo en que las empresas tienen que hacer cambios para invertir en mejorar las capacidades de sus empleados, especialmente el inglés? ¿Qué otras capacidades crees que pueden ser más relevantes en este sentido, en tu profesión actual? Conversa aquí usando el formulario o compártelo en las redes. Eso sí, en inglés por favor 😛

*Fuente del comunicado original en EF:
http://www.ef-chile.cl/loc/about-ef/news/2014/feb11/

Cintia Oliva

Apasionada de la comunicación estratégica, los viajes, la tecnología 2.0 y la innovación ciudadana. Consultora Internacional. Me especializo en temas de cocreación abierta y metodologías participativas, desarrollo sostenible, políticas públicas y cooperación internacional. Dirijo Appsworking Lab, laboratorio de proyectos de innovación, comunicación y tecnologías para el desarrollo orientado a startups, ong, organizaciones, rse y gobierno. Periodista digital y emprendedora.